lunes, febrero 02, 2009

"No supe lo del Marketing"



Cristian se tomó un taxi en Puerto Madero el viernes pasado. El tachero, un hombre muy gordo, le contó que trabajaba de noche porque tenía el aire acondicionado roto y de esa forma no sufría tanto el calor. Levantaba a los que salían del casino flotante. Recién venía de dejar a un turista que había ganado US$ 3.000. El día anterior, otro hombre que venía de perder US$ 4.000 le regateaba $1,80 por un par de cuadras de más. Curiosidades de los jugadores.

Notando el acento, Cristian le dijo al taxista que no sonaba porteño. En efecto, era de Bahía Blanca, y hacía sólo dos meses que estaba en Buenos Aires. ¿Por qué se vino?, indagó mi esposo. "Me fue mal" confesó el hombre. Tenía una casa de empanadas en Bahía Blanca, ciudad de 300.000 habitantes. Cuando arrancó, eran tres los que tenían negocio. Hoy en día, relataba con desazón, había más de cuarenta competidoreses.

Entonces el comerciante devenido chofer comenzó a realizar un autodiagnóstico: "Yo hacía como siempre, envolvía las empanadas en papel blanco. Pero no, había que usar cajita. Yo hacía un volante y lo fotocopiaba... había que hacer folletos color. Yo vendía la docena a $18. Los otros vendían un 'combo' con gaseosa incluída a $27. No lo supe, confieso, no supe lo del Marketing."

1 comentario:

Matías dijo...

Muy bueno. Anécdota ideal para el comienzo de un manual básico de mkt.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails