sábado, febrero 09, 2008

Kiyosaki en contra de la empresa propia

por danila

Admito que lo comencé a leer con la aprensión de que era un bestseller. Lo compré solamente como parte de la investigación para el libro que estoy escribiendo con landi. ¡Pero me sorprendió positivamente! Se trata de "Padre Rico, Padre Pobre" de Robert Kiyosaki, norteamericano que ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo, incluyendo la Argentina. Hace un año y medio ya había agotado 100.000 ejemplares en nuestro país, segun este artículo publicado en Clarín.

Los consultores y gurúes yankees habitualmente pregonan que la empresa propia es el camino a la riqueza ("nadie se hace rico trabajando para otros"). Pero Kiyosaki dice:

"No alentaría a nadie a que comenzara su compañía a menos de que realmente quiera hacerlo. Sabiendo lo que sé sobre dirigir una compañía, no desearía esa tarea para nadie. Existen ocasiones en que las personas no pueden encontrar un empleo y en que fundar una compañía es una solución para ellos. Las probabilidades de éxito son reducidas: nueve de cada diez compañías fracasa en los primeros cinco años. De las que sobreviven los primeros cinco años, nueve de cada diez también fracasan más adelante. Por eso, sólo recomendaría que usted creara su compañía si realmente tiene deseo de poseerla."

Lo que recomienda Kiyosaki es hacer negocios, no montar una empresa. Es decir, no dejar que el dinero que ingresa a nuestro patrimonio, vuelva a salir. Al contrario, concentrarse en invertir cada dólar que se tiene y no caer en la trampa de ir aumentando el nivel de vida (y de gastos) en la medida en que aumentan los ingresos. Recomienda salir a buscar dinero pero no para montar una empresa sino para hacer que el dinero trabaje para uno. El dice que armó su fortuna de la nada, comprando propiedades por el valor del depósito inicial y revendiéndolas (las malas lenguas dicen que se hizo millonario gracias a los libros y que antes no tenía un mango...).

Hace unos años, un amigo de mi esposo estaba andando en bicicleta por San Pedro cuando se detuvo en la barranca que da sobre el río Paraná y vio que ahí había terrenos baldíos y casas precarias. Pensó: "¡Esta visa al río vale una fortuna!" Pero nadie todavía se había dado cuenta de lo mismo y el país recién comenzaba timidamente a recuperarse de la gran crísis de 2001. Por ese entonces, vivía todavía con sus padres y tenía unos ahorros de su trabajo. Compró un terreno. Hoy San Pedro está en medio de un boom inmobiliario, con los precios por las nubes. Hace poco pasamos un fin de semana en el nuevo hotel Howard Johnson Marina, digno de competir con cualquiera del Caribe. ¿Nuestro amigo? Vendió su terreno por cinco veces el valor al que lo compró. Esa es la forma, segun Kiyosaki, de hacerse rico.

Más allá de hacerse rico o no hacerse rico, creo que hay otro factor más a tener en cuenta: la relación de dependencia no se rompe con la empresa propia. Ayer hablaba por teléfono con un amigo que tiene su propio estudio profesional. Le va muy bien, pero trabaja como loco. Me dijo: "A veces me dan ganas de mandar los clientes a la mierda." Le pregunté si alguna vez lo hace y me dijo que no, pero que "al menos tengo la ilusión de que lo puedo hacer si quiero." ¡Es lo mismo que dicen quiénes trabajan para otros! Dicen: "Cualquier día de estos, renunció y me voy a la mierda."

Tener una empresa propia te genera dependencia con tus clientes y con tus empleados. No podés dejar de trabajar porque si lo hacés perdés tu reputación y nadie te volverá a contratar. No lo podés hacer porque no tendrás con que pagar los sueldos y los alquileres.

En este blog fomentamos a los emprendedores y a los hacedores; nos encantan las ideas innovadoras de negocios. Pero resulta sensato saber de ante mano en qué nos estamos metiendo y tener en cuenta que, si lo único que se pretende es hacer dinero, puede haber otros caminos. Si, en cambio, lo que se tiene es una idea por la cual se siente pasión, ganas de hacer una diferencia en el mundo, implementar un proyecto, etc., entonces sí puede ser que valga la pena asumir los obstáculos de la empresa propia para cosechar los frutos de la idea hecha realidad. Si te va bien, también podrás hacerte de unos buenos billetes.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Danila: me gusto tu post sobre el libro de Kiyosaki.
Que pasaría si todos los emprendedores hicieren lo que el dice que hizo para ganar dinero (no escribir libros)? existiría mas desocupación con todas las consecuencias de esto, tendríamos menos recursos como país etc.
Montar un negocio reconozco que es difícil por ejemplo los impuestos te ahogan y trabajas para el estado que es tu socio mayoritario, los alquileres carisimos etc, yo iguaL y a pesar de todo, quiero montar una empresa, me va a costar muchisimo pero quiero llegar a ese objetivo. o bien voy a escribir un libro para amasar mi fortuna como Kiyosaki :)

danila dijo...

Es que por suerte estamos motivados por otras cosas aparte del dinero. Si todos concentraramos nuestras fuerzas en hacer dinero comprando y vendiendo propiedades, este mundo dejaría de avanzar y sería chato y aburrido. Creo que hay que rescatar de Kiyosaki que es bueno dedicar una parte de nuestro tiempo a pensar cómo el dinero puede trabajar para nosotros y no vice-versa (como estamos acostumbrados). Pero mover monedas de aca para alla como proyecto de vida... no lo compro!

Matías Mazza dijo...

Me gusto tu comentario del libro Padre..., lo leyeron todos a mi alrededor, y genera tanto fanatismo y la sensación de que es la forma de hacerse rico, que la verdad no me dan ganas de leerlo. Estoy esperando que se me vaya la bronca. (ya lleva varios años).
Con respecto a lo que comentas sobre los jefes. Si lo que se intenta es escapar a los jefes, la peor manera de hacerlo es con un emprendimiento propio, ya que todos nuestros clientes se convierten en nuestros jefes directos, sobretodo en rubro de servicios que la relación es más estrecha.
Por lo que he escuchado de la estrategia de la propuesta de Kiyosaki es la inversión de ahorros, y la reinversión de sus ganancias. No gastarnos todo en "estilo de vida" y "ahorros para tiempos peores". Eso se puede hacer teniendo un emprendimiento o siendo un empleado. También se puede invertir nuestros ahorros en emprendimientos de terceros, haciendo que se convierta en tener una empresa propia, sin tener necesariamente que trabajar en ella. Las opciones son muchas. Es bueno que las tengamos en cuenta a la hora de decidir que hacemos.

Andrés dijo...

Danila,

Acabo de encontrarme con tu blog y me encantó.
Con respecto a si la relación de dependencia se rompe o no con un emprendimiento propio, no estoy tan de acuerdo con lo que escribís.
Yo trabajo en Marketing (tengo experiencias en varias empresas) y muchas veces no puedo creer cómo las decisiones claves de la compañía las toma un soquete que solamente tiene un cargo más alto en la organización.
Prefiero mil veces que sea mi cliente el que me exija una tontería (la cual me genera ganancias) antes que tener que hacerle caso a los caprichos de mis superiores... esa es para mí, la principal razón para escaparle a la relación de dependencia. El dinero es una consecuencia de haber hecho un negocio sólido y no debería ser nunca la causa.

danila dijo...

Matías: de acuerdo totalmente que los consejos de Kiyosaki se aplican para empleados y dueños de empresas. Y puesto de esa forma, no es ni más ni menos que ser un poquitito más hormiga y un poquitito menos cigarra.

Andrés: LOL. Creo que hay tanta de cantidad de soquetes como de zapatos en las empresas. Y, la verdad sea dicha, nada peor que tener a uno de esos de jefe!

FACUNOE dijo...

Danila, hoy leo por primera vez tu blog.
Te cuento que ya estoy leyendo el segundo libro de "Tu dinero", y en esta semana pienso comprarme el tercero. Vivo a 1600 Km de Bs As, y estudio Adm de Empresas.
Hace dos semanas un amigo me paso el libro de Padre Rico Padre Pobre en formato PDF, y aunque el tiempo me falta, lo cargue en mi celular de pantalla tactil de 3 pulgadas, y así puedo aprovechar de leerlo en el colectivo, esperando un turno, y en cada momento libre.
Me encanta la forma en que plantea Kiyosaki la vida financiera que uno debe llevar, primero sabiendo que los ricos no trabajan por dinero, los ricos inventan el dinero, y como vos decis "el dinero debe trabajar para mí".
Se que voy a administrar empresas en un futuro (pues para eso estudio) pero comence a entender que existen MUCHAS oportunidades al rededor mio en las que puedo invertir sin necesidad de estar encimas de ellas, y que me generaran ganancias en un futuro. Solo debo encontrar "esas historietas de la tienda" como en la niñez de Kiyosaki.
Me encantan estos temas de "finanza personal", y quiero tomarme el atrevimiento de recomendarte un libro que me pareció fantastico. Se llama "¿Cómo llego a Fin de Mes?" del Dr. Andrés Panasiuk (que no está en la bibliografia de Tu Dinero). Pedilo a domicilio en losmensajeros.com Eso sí, vas a encontrar un trasfondo Religioso-cristiano (muy bueno..!!!)

danila dijo...

facunoe: me parece muy interesante todo lo que decís, sobre todo el ampliar la cabeza acerca de lo que implica hacer negocios más allá de la típica imagen que uno tiene como Administrador de Empresas de trabajar para una multinacional o manejar un comercio. Gracias por el dato de losmensajeros.com - no lo tenía, y voy a seguir tu consejo.

German dijo...

Estimada Danila:
No habia interpretado lo que planteas del mismo párrafo del libro de Kiyosaki.
Lo que yo entendí es que no es coherente pensar "Ah, no tengo trabajo, entonces pongo un negocio" o fundo ua empresa, o lo que sea que uno quiera hacer por su cuenta. Si bien muchas veces ese puede ser uno de los motivos para "lanzarse" hay muchas cosas que aprender, y al principio, se cometen muchos errores.
Yo he cometido (y sigo cometiendo) muchos errores, tuve que aprender y tengo que aprender (tus libros me vienen fenomenal) un monton de cosas y muchas veces lños tiempos se han puestos difíciles y amargos, toda esa experiencia no se la deseo a nadie, a menos que quiera pasar por ello. Yo he montado una pequeña empresa de servicios educativos y sigue costando "sangre, sudor y lágrimas", lidiar con cirta incertidumbre, y mucha gente, a menos qu tenga la pasión por algo propio no está dispuesta a soportar eso.
Germán de Rafael Calzada.

califa dijo...

creo que lo valioso del libro de Kiyosaki es el concepto de como manejar dinero y la importancia del mismo en la vida de las personas... o sea no hay q tomar ejemplos concretos q se dieron en otro contexto y otra realidad diferente, pero si el concepto, q es aplicable a cualquier ambito.
Y lo que decis Danila es muy cierto y lo conozco de cerca: la idea de la empresa propia debe tener un sustento mas allá de lo economico, algo personal.
Saludos

Anónimo dijo...

Hola, soy Pablo y vivo en el Chaco; he leido los libros de K. y me han motivado mucho, a tal punto que he formado mi pyme de servicios. Desde ya hace seis meses y la verdad que a uno le cuesta sudor y lagrimas pero si uno piensa en mas allá de lo economico, las cosas se encaminan. Me a pasado que algunos clientes piden cosas que no las sabía hacer, pero siempre hay alguien que si las sabe y es ahi donde el libro te habre la cabeza. Uno no debe cerrase, hay muchas oportunidades afuera y eso que yo trabajo como empleado en una multinacional, pero trabajando cuando termina mi jornada he sacado mas que mi sueldo. hay que saber mirar a nuestro alrededor, eso nos plantea el libro. Muy bueno el blog

Anónimo dijo...

Estimados: El fin de Robert, es que entendamos que se puede hacer dinero sin dinero. Utilizar al dinero como un medio y no como un fin.
Yo llevo leído 12 libros de Rich Dad, y me han servido para armar un emprendimiento muy original, que estará listo dentro de unos meses, mientras tanto mantengo mi trabajo de sólo 5 horas (recomiendo la lectura "El éxito de los peresosos"). La fórmula la crea uno mismo, en su cabeza, en su mente, tu pasión es la que te lleva a superar todos los problemas.
Ser emprendedor es igual a estar enamorado, pase lo que pase, estarás con tu proyecto/empresa, siempre y cuando no se acabe el amor/pasión.
Recuerden el dinero es una medio no un fin.

Anónimo dijo...

Padre Rico Padre Pobre es un libro bastante útil. A mi personalmente me cambió la mentalidad que tenía sobre el dinero. Se lo recomiendo a todos los que quieran saber más acerca de como invertir. Es un buen libro introductorio y sobre todo es bastante motivador. Felicitaciones por tu post, me gustó bastante.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails