martes, marzo 01, 2011

El ahorro en tiempos de inflación

por landi
.
Quien haya realizado cualquier tipo de compra en los últimos meses habrá notado "la suba generalizada de precios" o inflación que ataca el poder de nuestro dinero. Mi hijo de nueve años, a la vuelta del primer día de clases, planteó la necesidad de un aumento en su semanalidad, basado en el incremento de los precios del quiosco...(¡del 100% en las tortas fritas!)

Justamente esta semana, nos pidieron algunos tips para enfrentarla, que se publicaron junto con las de otros especialistas.

Algunas destacadas que espero que les sirvan!

  • Líbrese de malos hábitos. Mejore su salud y su economía a la vez, dejando de fumar y consumiendo menos gaseosas o golosinas: 1 atado diario + 1,5 litros de bebida cola diario = $380 por mes.
  • Trabaje en equipo. Únase con vecinos, familiares o amigos para comprar en mayoristas, distribuidores y mercados centrales. No sólo accederá a menores precios, sino que podrá compartir gastos de transporte y ahorrar tiempo.
  • Evite los préstamos “rápidos”. No se deje tentar por créditos en el acto que, lejos de solucionar sus problemas, los aumenta. Las tasas de interés altas y variables le sacarán una creciente tajada de sus ingresos en un contexto inflacionario.
  • Neutralice su “punto débil”. Identifique un rubro en el que los gastos desbordan con frecuencia y póngale un freno. Algunos ejemplos típicos: taxis, bares y cafés, ropa, delivery de comidas, regalos y compras impulsivas en general.
  • Sea criterioso con las promociones. Planifique sus compras, compare precios entre comercios y evite “tentarse” con promociones cuyo objetivo es inducir la compra de bienes que no tenía previsto adquirir.
  • Concentre su actividad bancaria en la cuenta sueldo. La cuenta en la que le depositan su sueldo goza de menores gastos y, además, los débitos que no superan el monto de su sueldo se encuentran exentos del “impuesto al cheque”.
  • No pague el mínimo de la tarjeta sino el total. La acumulación de saldos todos los meses a tasas promedio de 30% anual, genera una deuda difícil de repagar; más aún en un contexto inflacionario en que los sueldos van perdiendo poder adquisitivo.
  • Postergue adquisiciones que abultan gastos mensuales. No compre flujos de egresos futuros. Ejemplo: un segundo auto viene de la mano de seguro, patente, nafta, lavado, cochera y service, lo que puede implicar desembolsos de entre $800 y $3.000 por mes.
  • Use recursos ocultos. Es hora de usar las millas de aerolíneas, los puntos de bancos o comercios, los beneficios que ofrece su empleador y otros recursos equivalentes a dinero que tenga guardados, subutilizados o a disposición.
  • No deje de ahorrar. La inflación suele ser la excusa perfecta para desbandar el consumo; si bien es más difícil mantener el valor de los ahorros, haga a un lado parte de sus ingresos. Evalúe monedas duras y metales preciosos (en forma directa o a través de fondos), bonos con renta en dólares e inversiones inmobiliarias.
Va la nota completa en Clarín: Claves y consejos para combatir la inflación y defender el ahorro

1 comentario:

Camila dijo...

Siempre trato de ahorrar dinero, mas alla de cuanto gane o cuanta inflación haya. Teniendo en cuenta que hace poco me fui a vivir sola, es importante no gastar mucho y por eso no estoy yendo tanto a comer a restaurantes, sino que pido mucho al delivery

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails