domingo, abril 08, 2007

Cómo financiar el crecimiento...de un emprendimiento social

por landi

Las fórmulas tradicionales para encontrar dinero para hacer crecer un emprendimiento pueden ser difíciles de hallar en Latinoamérica, pero están claras: endeudarse -con bancos, socios u otras empresas- o vender participaciones accionarias, incorporando nuevos socios capitalistas al negocio.

Otro día analizaremos qué pasa con los pequeños negocios, pero hoy quisiera explorar el tema desde la perspectiva de los emprendimientos con fines sociales. ¿Cómo hace un emprendedor social para obtener el dinero para hacer crecer su proyecto?

Desde hace un tiempo me vengo haciendo la pregunta, ya que como participante en el crecimiento de Tiflolibros, la biblioteca digital para ciegos gratuita que dirige mi hermano Pablo, estoy asesorando al equipo de emprendedores sociales a buscar las fórmulas que permitan financiar el trabajo que realizan y acompañar el crecimiento que ya tienen en tamaño, usuarios, idiomas y grografías (cerca de 20.000 libros accesibles en español, más de 2.000 usuarios ciegos en más de 30 países, una réplica en alemán y propuestas para otros idiomas).

En los comienzos fue el clásico financiamiento de "familiares y amigos": trabajo ad-honorem de casi todos, un departamento prestado, la PC hogareña.... Después de casi ocho años, hay donaciones de usuarios y público que se entera por los medios, venta, soporte técnico y reparación de equipos para ciegos que antes había que traer de España o Estados Unidos, un libro en papel -"Ficciones sobre ciegos"- que sirve también para generar conciencia sobre las posibilidades de las personas ciegas -y disfrutar de los textos de Borges, Saramago, Benedetti y otros escritores sobre el tema.

Pero todo esto es apenas suficiente para la supervivencia -¡que no es poco!- en condiciones que no coinciden con el crecimiento en los otros frentes (desde numerosas apariciones en prensa nacional e internacional o la invitación que llevó a Pablo invitado por UNESCO a contar el caso en la última Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información en Túnez en 2005, hasta las historias de cambios de vida que el acceso igualitario a la información, la cultura y la educación ha provocado en cuientos de personas ciegas).

Desde hace unos años llevo adelante la vinculación con un proyecto similar, nacido el corazón del mundo emprendedor. La biblioteca digital para ciegos Bookshare.org fue fundada en 2001 en Palo Alto, California, por un emprendedor vuelto millonario por las innovaciones en tecnología para ciegos, dispuesto a invertir sus millones en un proyecto con fines sociales. El modelo es similar al de Tiflolibros, sólo que el presupuesto de un mes por allí debe equivaler al de un par de años de Tiflolibros, y sale de los bolsillo del fundador, la suscripción de los usuarios -que eligen leer en digital frente a todas las opciones existentes en su país, como libros en casete o en Braille- donantes, premios y subsidios de todo tipo.

La relación prospera y hemos encarado algunos proyectos juntos. Lo más difícil es que desde el mundo hipercivilizado y estructurado, comprendan por qué por estos pagos es necesario brindar un servicio gratuito, es casi imposible obtener grandes subsidios o donantes y hay a veces que salir a rescatar a las personas ciegas de su involuntario encierro por el abandono de las instituciones, y acercarlas a la lectura -muchas veces por primera vez- a partir de las nuevas tecnologías.

Los emprendimientos son totalmente complementarios: una misión en común, el mismo enfoque innovador. Bookshare tiene dinero, acceso a los grandes mercados, una biblioteca en inglés y ganar de expandirse globalmente. Tiflolibros tiene empuje, capacidad de supervivencia, un equipo de gerenciamiento con conocimiento directo de las necesidades ya que en su mayoría son personas ciegas pioneras en el acceso a la información a través de nuevas tecnologías.

Pero no es fácil encontrar una fórmula: ¿Cómo hablar de joint-ventures o participaciones accionarias si no hay capital?, me preguntaba. ¿Cómo atraer inversión cuando los resultados son indudables, pero no en dinero? Será que me perdí algún nuevo modelo o no investigué lo suficiente...

En el blog de Jim Fruchterman, el fundador de Bookshare, descubrí hoy que no estoy sola en mi ignorancia. Junto con otros referentes en el campo del emprendimiento social ha publicado a través de la Universidad de Oxford en el Reino Unido un interesante paper sobre las formas de encarar el problema. En Nothing Ventured, Nothing Gained: Addressing the Critical Gaps in Risk-Taking Capital for Social Enterprise, ("Nada se arriesga, nada se gana: saltando la brecha crítica entre capital de riego y emprendimientos sociales"), los autores analizan las opciones y abogan por reducir la distancia entre el financiamiento de emprendimientos tradicionales y el de emprendimientos con fines sociales. ¿Cómo? Convenciendo a inversores de medir sus resultados en impacto social y no sólo en dinero.

Conclusión: ni por allá lejos -ni en inglés- hay una solución clara. Tendremos que inventarla.

2 comentarios:

Erika dijo...

Que interesante tema...te agradezco mucho esta información. El emprendimiento social es mi desafío y estoy trabajando en un proyecto, totalmente autofinanciado.Estoy promoviendo la Conciliación Familia-Escuela. Pero me encuentro con grandes dificultades de financimiento, ya que justamente no tienen para invertir en estos temas, pese a la urgente necesidad de abordarlos. Asi es que agradecería mucho si alguien de este blog, compartiera conmigo algunas ideas para continuar con esta iniciativa. De todos modos agradezco a la autora lo que escribe, entrega mucho con sus ideas!!!!

landi dijo...

Hola Erika
Bienvenida al desafio de sostener una ONG sin recursos. Si superas esta primera etapa, conseguir financiamiento suele ser mas simple. Te actualizo el caso de Tiflolibros, que decribi en la nota hace ya bastante: con multiples fuentes de ingresos que incluyen donaciones de usuarios, servicios extras pagos, venta de productos relacionados, aportes de fundaciones y organismos varios, por primera vez en mucho tiempo el 2010 arranca con un financiamiento razonable. Pero claro, ya llevan una decada de trabajo y sin bajar el nivel de esfuerzo. Espero que logres encontrar el modelo que te permita sostener tu emprendimiento social!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails