martes, agosto 07, 2007

Pluto Nash

por danila

Comencé dos cursos. El primero es de Economía para Periodistas en el IAE, organizado y pagado por GE, YPF e IBM, dirigido a periodistas de diversos medios de la Argentina (yo voy por Revista Mercado). El segundo es un programa intensivo de dos semanas en Management del Entretenimiento y lo Medios dictado por Al Lieberman en la Universidad de Palermo.

Anoche tuve la primera clase con Lieberman, un señor muy simpático de fuerte acento judío norteamericano que parece salido de una película neoyorquina. Lieberman dice haber tenido dos vidas, la primera en Publicidad (Young & Rubicam) y la segunda en Entretenimiento (fundó y presidió durante 10 años Grey Entertainement & Media, creó la división de Entretenimiento & Internet de Al Bozell). Es creador y director del MBA de Entretenimientos y Medios de la New York University y está en Buenos Aires por convenio con la UP.

Nuestra primera clase estuvo colmada de datos y anécdotas hollywoodenses (¿sabían por ejemplo que uno de los ideólogos de llevar a Batman del papel al celuloide era peluquero de Barbara Streisand?), pero el concepto que más me interesó fue el siguiente:

- La industria del entretenimiento es una de ALTO RIESGO (se puede ganar mucho pero también se puede perder todo y más). Se trata de evitar el síndrome Pluto Nash, una película de 2002 con Eddy Murphy en la que se invirtieron $50 millones y se facturaron poco más de $1 millón (¡gulp!) Pensemos que solamente producir los films de 35 mm para mandar al 10% de las salas de cine de Estados Unidos requiere $7 millones y el caché del hilarante cana de Beverley Hills está en $10 millones. Pero si la peli no gusta, dura pocos días en cartelera. Los cines la levantan y a otra cosa. Nada garantiza que un gran actor (con un gran sueldo) saque un gran éxito taquillero...

Entonces...

- "Las compañías a las que les ha ido bien son las que han encontrado formas de reducir el riesgo." Generalmente esto se logra, como todo buen financista sabe, a través de la DIVERSIFICACIÓN (no poner todos los huevos en la misma canasta). Sony comenzó con hardware electrónico y ahora es un conglomerado que tiene entre otras cosas las Playstation, canales de TV, películas y su sello discográfico. Pero la diversificación no solo se aplica en la estructura de la compañía sino también en cada producto. Se deben pensar los productos dentro de la tendencia a la convergencia: cada película es a la vez un juego electrónico, un libro, una revista, cientos de muñecos... Spiderman hizo $400 millones en taquilla pero $500 millones en merchandising.

- Ligado al concepto de diversificación está el de AFERRARSE A LA PROPIEDAD INTELECTUAL. Dice Lieberman que hoy en Hollywood mandan los abogados que arman los contratos de contenidos. En resumen, parecería que la norma es: siempre hay que tener contenidos propios (podés tener también de terceros pero la diferenciación vendrá de lo propio) y en la medida de lo posible nunca te desprendas de ellos! El canal HBO pasa películas. Cualquiera puede hacer eso, es fácil. Pero su gran diferencial lo hizo con los Sopranos y Sex & The City (los pasó en su canal y luego sacó la colección de DVDs, lo sindicó para pasar los capítulos viejos en otros canales, copas de Martini, ring tones, remeras... sigue haciendo clin caja mientras piensa en su próximo gran hit hecho en casa).

2 comentarios:

ciudadano dijo...

me gusta el buen cine. y este post es una explicación de porqué la mayoría de las películas que vienen de hollywood son como son... malas.
ni mas ni menos que para poder mantener esa fenomenal industria que es el cine, con su premio anual: el oscar.
una premisa indiscutible es que los contenidos de las mismas tienen que garantizar ser "aceptados" por la mayor cantidad de espectadores en la mayor cantidad de países. el desafío es hasta donde se sacrifica la faz artística del producto. me parece un desperdicio ver peliculas con un despliegue visual y una producción perfecta (con los costos que esto requiere) y totalmente vacías de contenido.
por suerte en hollywood todavía existen y existirán personas ( un reducido grupo )que tienen el talento para hacer buenas peliculas y además, que las mismas, sean rentables.
ahora, yo digo: ¿y con eddie murphy... que esperaban?

danila dijo...

Hola ciudadano! Buen punto, sobre todo de acuerdo con eso de producir para una suerte de promedio global (o mejor dicho, lo que los publicistas y los productores creen que es el promedio global). Pero Hollywood tambien tiene sus cosas interesantes, como Robert Redford, que se fue al insolito y montañoso Utah y monto el Sundance Institute, una ONG para apoyar y promover el cine independiente. Del Sundance Festival salieron Soderbergh, Tarantino y los hermanos Coen por ejemplo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails